Páginas vistas en total

viernes, 15 de junio de 2018

UN MAL REGALO

Reflexiones de Medio Día (15-06-2018)

Hora: 6.30 PM




Cuando estaba en la universidad, tuve una novia que estudiaba enfermería, Alicia era muy risueña y alegre, debo reconocer que me gustaba mucho, muy conversadora y tenía muchas amistades, en especial un carajo llamado Nelson, que era una especie de confidente y que influía mucho en ella.

Yo siempre he pensado, que ningún hombre puede ser  el mejor amigo de una mujer, pero si eso sucede este amigo, en muchos casos es una especie de mejor “amiga”, cosa que acontecía con Nelson que con los gestos y la forma de hablar, evidenciaba que estaba en el equipo equivocado.

Esta mejor “amiga” de Alicia, a mí no me importaba que fuera, lo que me incomodaba era se aparecía a cada rato en casa de mi novia, se podían conversar y yo terminaba ignorado el resto de la noche, cuando yo simplemente quería pasar un buen rato con Alicia.




Recuerdo que una vez  Alicia, me pidió que la acompañara a una reunión en una iglesia evangélica, donde Nelson asistía y practicaba esa creencia, si este carajo era evangélico, al llegar al sitio , fue como una reunión de locas haciendo cantos religiosos, me aguante casi 3 horas las risas y trate de mirar siempre a otro lugar, para disimular mi incomodidad y no molestar a Alicia.

Un día me dice Alicia, que la acompañara a elegir  una franela para Nelson que cumplía año, al principio no me gustaba la idea, pero accedí porque vi la posibilidad de hacerle una maldad y por lo menos desquitarme los malos ratos que me hacía pasar.




Le recomendé la franela negra con unos diseños  satánicos y le dije:

_ A mí me gustaría una así y a Nelson  se la va a gozar seguramente– con un ligero tono de sarcasmo

Paso un mes desde esa compra y llego mi cumpleaños, Alicia me trajo una caja debidamente adornada para regalo y me dijo:

_ Feliz cumpleaños amor- dándome un beso



Cuando abrí la caja, que vaina la mía, la franela horrible que  había escogido para Nelson, Alicia me había engañado para que escogiera yo sin saber mi regalo de cumpleaños, que nunca me puse ni lucí en público.

Con los meses, Alicia empezó a comportase raramente conmigo y término la relación con una frase que arranca de tallo cualquier sentimiento:

_ Conocí a alguien, no eres tú , soy yo, ya no te quiero- me dijo una noche que la fui a visitar y que ni siquiera me dejo entrar a la casa, para prácticamente cerrarme la puerta en la cara.


No volví a saber de ella, no me quedaron ganas de volver a ver a Alicia, pero me queda el recuerdo de una espantosa franela, que termine utilizándola para limpiar zapatos.


Son Reflexiones de Medio Día
MSc. Ronal Julio Bravo Semprun
Twitter: @Reflexionesmd
Instagran: @Reflexionesmd
Santiago de Chile/Comuna San Miguel/Chile


NOTA: SE PROHÍBE LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL DE ESTE ARTÍCULO SIN LA AUTORIZACIÓN DEL AUTOR

No hay comentarios: