Páginas vistas en total

sábado, 28 de julio de 2018

NOVEMBER CLUB


Reflexiones de Medio Día (28-07-2018)

Hora: 11.15 PM



Primeramente se llamó el Pub Club II y posteriormente El November Club estaba ubicado en la zona norte de Maracaibo, fue una especie de discoteca, que funciono en los años 80 y 90, lugar de esparcimiento, donde todos los liceos y universidades hacían sus bingos bailables, con el objetivo de recoger fondos para graduaciones, así mismo, también se montó veladas de boxeo y hasta  el mismísimo grupo Menudo se presentó.

Era fácil ir, simplemente se compraba una tarjeta de bingo, sin importar el motivo, se podía ganar según la tarjeta entre 100 Bs y 1000 Bs de los viejos, que era un dineral, cada número era cantado de forma amena y hasta  se anunciaba que estaba  algún artista para desatar la euforia de muchos.

En el segundo Bingo de la noche era el bailable, la gente que tenía algún numero en la tarjeta, lo invitaban al centro de la pista y sonaba la música, los participantes demostrando sus dotes de bailarín y con la capacidad de hacer el ridículo buscaban ganar.



Cuando terminaba el bingo, lo que quedaba era tomar su whisky  su ron y hasta su cerveza, con mucho baile, recuerdo que las chicas que no tenían pareja y querían bailar, se colocaban en el bode de la pista , movían sus hombros al ritmo de la música hasta que algún caballero se aventuraba a sacarla a bailar.

También era el sitio ideal para poder besar, arrinconar y hasta abrazar de una forma lujuriosa, a la novia del momento o al levante de la noche, casi todo se permitía en este club, para muchos era conocido como el Zorrember, porque también iba mucha gente zorra, de poca clase.

Recuerdo que una vez, que asistí, se jugaba una especie de Bingo Pavoso, que supuestamente lo ganaba el que no pegara ningún número, llamaron al centro de la pista a las personas que no habían pegado ninguno, quedamos 10 individuos, dijeron otro número ,quede yo solo  escuchaba risas y burlas porque era un “pavoso”, me gane 500bs por no tener suerte.



Debo reconocer que no me gustaba mucho ir, asistí en algunas oportunidades pero más que todo por alguna chica que me gustaba o que era mi novia que debía acompañar.

Con los años el November Club  cerró sus puertas, porque la asistencia mermo por el consumo de drogas que había en sus baños y por las trifulcas que se formaban en los últimos años.

Pero algo totalmente cierto, si se hablaba de bingos en Maracaibo era en el November Club era la cosa.


Son Reflexiones de Medio Día
MSc. Ronal Julio Bravo Semprun
Twitter: @Reflexionesmd
Instagran: @Reflexionesmd
Santiago de Chile/Comuna San Miguel/Chile

NOTA: SE PROHÍBE LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL DE ESTE ARTÍCULO SIN LA AUTORIZACIÓN DEL AUTOR

No hay comentarios: